Mi primer Fitur, la Feria Internacional de Turismo de Madrid

Lo sé, lo sé…llevaba muchísimo tiempo sin contar nada en Mi Banco de Ideas, pero aunque suene a excusa lo cierto es que entre mi reciente incorporación a EscapadaRural, las Navidades y alguna que otra cosilla, no encontraba el momento de dedicarle el tiempo que se merece. Pero ahora que la normalidad parece volver a instalarse en mi vida he creído oportuno retomar mis reflexiones compartidas con una pequeña memoria de mi primer Fitur, que es como la primera colonia (chispas), pero en versión feria profesional del turismo. ¿Y qué puedo decir para condensar mis impresiones e invitaros a seguir leyendo? pues en resumen que… por muchos motivos repetiría.

Antes de viajar a Madrid para visitar Fitur, en el blog de EscapadaRural quisimos hacer una pequeña reflexión sobre el sentido de las ferias en tiempos de crisis y, especialmente, centrarnos en el valor que podrían tener para un sector como el del turismo rural. Mis comentarios tras vivir Fitur en primera persona son, como la misma palabra indica, muy personales, pero quizá precisamente por ello puede que muchas otras opiniones particulares se vean reflejadas.

¿Por qué reperiría mi visita a Fitur? Pues antes que nada porque me encanta viajar y eso, por sí mismo, ya hace que veas todo con otros ojos. Por otro lado y aunque suene mal decirlo, el balance positivo de mi presencia allí se debe también al mérito propio, es decir, a una agenda estructurada en la que incluso las citas improvisadas contribuían a un propósito. Me explico. Como recién llegada al sector quería conocer, aprender, preguntar y observar…así que el escenario no podía ser más propicio. Eso sí, tenía claro que asistir a una feria sin reuniones concertadas y dejándose llevar por el “a ver qué veo” haría de la experiencia algo ameno, pero improductivo. Por lo tanto ésta era una oportunidad de oro que debía aprovechar para familiarizarme con algunos de los principales protagonistas de la actividad turística en España: oficinas de turismo, asociaciones, empresas, periodistas, bloggers…

Lamentablemente mi estancia fue breve, lo cual me impidió disfrutar a conciencia de todos los pabellones y acudir a algunas de las jornadas que me interesaban especialmente, como la de Turismo Sostenible o el encuentro de bloggers. Sin embargo, espero que entre Javier de Ecotumismo y mi querida Roser de Sempre Viaggiando, pueda enterarme de lo mejor de cada uno.

Durante esos dos intensos días escuché muchos comentarios sobre cómo la crisis había afectado a las dimensiones y vistosidad de algunos stands con respecto a la edición anterior. Sin embargo, para mí, que en mi trayectoria profesional había visitado muchas ferias de otros sectores, la imagen en conjunto me pareció más que digna para representar destinos, firmas y entidades.  Al final, lo importante no son sólo los metros cuadrados sino lo que sucede dentro de los mismos. En mi caso, me encantó poder escuchar a propietarios y asociaciones, la auténtica voz que mueve el negocio que me da de comer. Agradecí los comentarios de Autural y el poder acercarme a proyectos como el de la categorización unificada de alojamientos rurales que promueve Asetur. Tuve el placer de saludar a Miguel Nonay de A salto de mata y de compartir una cata de vino con Manuel Bustamad de Expreso.info.

Gracias a la estupenda iniciativa de Turismo de Asturias con el workshop al que nos invitaron a participar pude conocer a muchos pequeños empresarios que luchan a diario por sacar adelante sus casas rurales. Está claro que el sector lentamente avanza hacia una mayor profesionalización y quizá en ella esté la clave de la selección natural que parece imponerse cuando la oferta supera la demanda.

En Turismo de la Rioja pudimos disfrutar de una de las muchas catas que organizaron, tanto de queso como de vino. Gracias a ella conocimos a un emprendedor que, pese a su juventud, transmite pasión y profesionalidad a partes iguales en una bodega familiar centenaria. Y recomiendo 100% el vino que lleva el nombre de la bodega, Finca Valdeguinea, aunque por desgracia no se puede comprar en toda España (eso sí, me enteré de que es posible hacer pedidos por internet)

Por último, no me quiero olvidar de cómo en el stand de Turismo de Cantabria organizaron unas exhibiciones culinarias entre las que contaron con la presencia de José Antonio González (El Nuevo Molino) y Jesús Sánchez (El Cenador de Amós), cocineros de dos de los restaurantes con estrella michelín de Cantabria con los que pude conversar un momento. Ahora sólo queda pendiente pegarme un homenaje en cualquiera de sus restaurantes cuando me escape a la tierruca para ver a la familia. La verdad es que después de esta edición de Fitur, ¡creo que me lo he ganado!

About these ads

, , , , , , , , , , , , , , ,

  1. #1 por missmadaboutravel el enero 23, 2012 - 10:01 pm

    Muy buen post! Yo no he estado nunca, pero el que viene no me lo pierdo por nada! ;) Gracias por tu post

    • #2 por Ana Alonso el enero 25, 2012 - 8:04 pm

      ¡Muchas gracias! veo por tu blog que tú también eres una viajera…así que seguro que lo disfrutas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: