¿Relevo generacional o relevo digital?

Ayer me pasaron un artículo muy interesante publicado el viernes pasado en Cinco Días y titulado Ponga un jefe digital en su empresa. Una vez más, se ponía de manifiesto las carencias que hoy en día padecen las compañías que, por fin, intentan adaptarse a una era digital que pide a gritos tomar el relevo a viejos conceptos empresariales. Según Alberto Díaz, consejero delegado de Digital Migration Partners (DMP) , “si las empresas españolas no se ponen las pilas en esta transformación hacia lo digital, esto afectará al país. Es una luz roja en la economía, porque no se está haciendo todo el esfuerzo necesario”

De todo el texto me llamó la atención especialmente la frase: “Hay buenos profesionales digitales sin experiencia de gestión a nivel directivo y buenos directivos sin conocimientos del mundo digital, y la cuestión es que hacen falta experiencias mixtas”. Para mí ésta es la clave de cualquier relevo, mucho más allá incluso del generacional. Internet es una plataforma que no discrimina por edad, sino por actitud. Internet y la web 2.0 es escuchar, compartir, y aportar. Sin necesidad de obsoletar lo que ya funciona off-line, las nuevas tecnologías suman dentro de cualquier estrategia. La cuestión es saber conjugar herramientas para comunicar mejor y, en consecuencia, vender más. Los altos ejecutivos no tienen excusas para vivir en una torre de marfil alejada de la realidad de sus clientes porque sus clientes, les sirven en bandeja lo que opinan y quieren, lo que les gusta y lo que detestan. Pero supongo que para un alto cargo reconocer que no domina un instrumento de trabajo tan potente, después de años de experiencia ejerciendo a la vieja usanza no es fácil…¿o sí lo es?  La verdad es que para mí es una cuestión de interés y perder el miedo. Si en este proceso además te acompaña un consultor o proveedor que no sólo ejecuta sino que te hace entender cómo va ayudarte, será el primer paso en un camino en el que más adelante cualquiera puede llegar a ser más o menos autosuficiente o, al menos, tener criterio.

Pero sobre todo, y tal y como se refleja en el artículo, “Digitalizar una empresa no es abrir una página en Facebook”. No se puede pasar de 0 a 100 en un minuto, aunque reconozco que la velocidad del medio abruma y exige un ritmo elevado y constante. La cuestión es saber dónde estoy y a donde quiero ir en esta era digital, planificar los pasos intermedios y estar siempre receptivos para aprender, aprender y  seguir aprendiendo.

, , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: