Visita Cóbreces, ¡no tiene desperdicio!

Cambiando de tema pero como otro buen asunto a tocar para estrenarme con este blog, me encantaría hablaros de otra de mis pasiones: viajar, y dentro de lo que es viajar, algo aún mejor, viajar a mi pueblo.

Los que tenéis un pueblo, que espero seáis muchos, ya sabéis a lo que me refiero. Hace poco además vi una película que me hizo sentir especialmente afortunada en este sentido. La película era Héroes y trataba de cómo un grupo de niños vivía aquellos meses al estilo Verano Azul como una de las experiencias más esperadas del año. Lejos de la ñoñería que pueda asociarse en un primer momento, lo cierto es que te tocaba la fibra  porque esos veranos, que parecían y en realidad eran taaaaaaaaaaaaan largos,  ya nunca vuelven cuando te haces mayor.

Pues bien, hay un pueblecito en Cantabria que es donde yo he pasado todos los veranos de mi vida: Cóbreces. En la buena época eso suponía unos estupendos 3 meses y ahora sigue cayendo, por lo menos, una semanita al año. Cuando era jovencita siempre pensaba que cuando tuviese dinero no volvería porque estaría viajando, pero con el tiempo me dí cuenta que tenía una cita ineludible por mucho mundo que recorriese.

Mi cita con Cóbreces es la cita con un entorno rural de los que ya quedan pocos, con  una población que ronda los mil habitantes, con una vida plácida, con un monasterio cisterciense donde se fabrica un queso estupendo, con una playa a los pies de una montaña verde, con concursos de tortilla en la plaza del pueblo y carreras de burros en una de las fiestas más populares…En fin, son muchos los amigos que ya han pasado por allí, pero… ¡no puedo evitarlo! tengo que seguir invitando a todo el mundo a conocerlo. Y es que por si fuera poco, este pueblecito está tan sólo a 7 km de Comillas (villa con toques modernistas de más calado turístico) y a unos 20 de San Vicente de la Barquera (pueblo de Bustamente, ahí queda eso!) y de Santillana del Mar (famosa por las Cuevas de Altamira).

¿Qué más podría decir para convenceros? Pues que es un lugar muy especial donde dejar de sufrir los calores de julio y agosto en ciudades como Barcelona, porque eso de ponerse la “rebequita” por la noche, parece que no pero tiene su gracia.

About these ads

, , , , , ,

  1. #1 por Cristina el marzo 23, 2011 - 3:29 pm

    Me suscribo entre las personas que han tenido la oportunidad de visitar Cóbreces. Me encantó y lo recomiendo. Tengo que volver porque me perdí el concurso de tortillas y las carreras de burros, y eso no lo perdono!! ;)

    • #2 por Ana Alonso el marzo 23, 2011 - 7:56 pm

      Gracias Cris! ya sabes que Cantabria infinita con sus carreras de burros, sus tortillas y sus noches trepidantes te espera. La próxima vez será cuestión de ir equipadas para no imponer los crocs como moda primavera-verano para mañana, cóctel y noche de gala, ja ja ja

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: